Página Web de la Supracomunidad Virgen de la Esperanza de Canillas

VOLVER

Sobre las llaves de los radiadores y los cabezales termostáticos

En los últimos cinco años se han venido instalando en los radiadores de nuestro Sistema de Calefacción las llaves termostáticas, como paso previo y obligatorio para el reparto de costes, que inevitablemente se nos viene encima más pronto que tarde.

La instalación de estos termostatos nos permitirá regular la temperatura de nuestras viviendas a nuestra conveniencia, pudiendo reducir al mínimo nuestro consumo de calefacción, en el caso de ausencias largas de nuestras viviendas.

Asimismo, ajustando estas válvulas, los vecinos podremos ajustar la temperatura de nuestras casas a nuestra propia temperatura de confort, consiguiendo con ello que, cuando estén instalados los repartidores de costes, cada vecino pague lo que consume.

Gracias a los ahorros conseguidos con la nueva sala de calderas y con la contratación del precio del gas en los últimos años, se han podido instalar las llaves termostáticas sin pasar derrama ninguna a los propietarios.

Las válvulas se han instalado ya en los cinco sectores de calefacción, pero aún quedan algunas viviendas en las que no ha sido posible hacerlo, por dificultades de los vecinos para permanecer en su vivienda, los días en los que se han instalado en su edificio. Aquellos vecinos que se encuentren en este caso, y no hayan sido contactados por el Departamento de Calefacción, pueden ponerse en contacto con el mencionado Departamento para concertar el momento en que se instalarán las válvulas.

Debemos distinguir entre lo que es el cuerpo metálico de la llave y el cabezal termostático. Este último es el que mide la temperatura y tiene unos números que equivalen a los grados que se quiere tener en cada habitación.

El cabezal termostático no puede estar en una ubicación que falsee la temperatura, como dentro de un cubre- radiador, una hornacina, pegado a una tubería de calefacción o detrás de una cortina, por ejemplo. En casos como los mencionados el cabezal lee una temperatura superior a la real en la habitación y cierra la válvula, dejando frío el radiador.

Para llaves en ubicaciones como las mencionadas, y que no puedan ser corregidas fácilmente, existen cabezales con sonda remota, que pueden colocarse a una distancia de hasta 1,25 m. para no distorsionar la temperatura.

                   Pinchar aquí para ver varios ejemplos de sondas remotas

Estos cabezales con sonda remota tienen un precio superior a los normales y no los puede cubrir Supracomunidad (25,50 euros, IVA incluido, en 2019), pero se pueden encargar por teléfono al mismo proveedor que los suministra a Supracomunidad, y al mismo precio; posteriormente, y de acuerdo con el vecino, nuestros técnicos los instalarán en su vivienda, sin ningún coste para el propietario.

En el caso de que el vecino no pueda o quiera comprar el cabezal con sonda remota, no podrá ser instalada la válvula con sonda local y se montarán las llaves de apertura y cierre manuales de siempre, sin control de la temperatura, pero con la posibilidad de abrir y cerrar la llave además de todas las posiciones intermedias.

Regular la temperatura es muy interesante con vistas al confort de la vivienda, el ahorro de combustible y el control del gasto cuando cada vivienda pague lo que consuma.

Existe también, a disposición de los propietarios, un sistema domótico que puede controlar las temperaturas de las habitaciones de forma separada y con varios horarios de calefacción, que se puede conectar al wifi de la vivienda para leerlo y activarlo desde un teléfono móvil.

En lo que respecta a este sistema avanzado de control remoto de la temperatura de la vivienda, Supracomunidad se limita a informar de su existencia; ni lo recomienda ni deja de hacerlo, porque no tenemos una referencia fiable de su funcionamiento, aunque -a priori- nos parece algo interesante y por eso nos creemos en la obligación de informar a los vecinos.

Los propietarios se pueden informar del precio del sistema en la oficina de Supracomunidad y pueden verlo físicamente instalado en varios radiadores, aunque insistimos en que no tenemos datos suficientes que avalen su adecuado desempeño en una instalación.

En su momento, cuando tengamos la información, los vecinos serán cumplidamente informados de todo lo relativo al reparto de costes, así como de su impacto en nuestras economías domésticas.

Emilio Pijoan Carrascosa
Director Técnico de Calefacción




VOLVER

Nuestras oficinas están en: Carretera de Canillas, 98 Local    Horario de atención a los vecinos: De 9:00 a 14:00
Teléfono de la Oficina: 91.300.33.15    Teléfono de emergencia de calefacción (tardes): 91.759.56.67
Correo electrónico (email): vecinos@supracomunidad.es